eos c~as~cos EN EL CINE ESPA~~QL


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "eos c~as~cos EN EL CINE ESPA~~QL"

Transcripción

1

2

3 eos c~as~cos EN EL CINE ESPA~~QL "Goya a1 rnejor gui6n adaptado y a la rnejor direccibn para la pe1kula El perm del hortelano." Titulares como ksee destacaban en 10s peri6dicus el pasado enero pane de los prelnios obtefidos por la pelicula El pen-o dei horfelano, basada en la obra hornhima rte Lope de'dega, y dirigida por Pilar Mjrri. Un rcconocimicnto por parte dc la Academia de la5 Artcs y Ciencias Cincmarogriticas Espaiiola s una pelicula que ya contaba en la calie, el laquillaje asi lo muestra, con el beneplacito del gran publico espaiiol. Hecho dste que poee ih mmiliesto algo 16gico a lodas luces: que una pelicula basada en len texto clkico no ha de ser de xte y wsayo, sino algo popular, para el disfruk de cualquier hijo de vecino, pero yue adernis ilustra sobre la vida e hisioria de nuestro pais, rnucstra textos bhicos de la cultura hlspinica y por ende alegra el oido con versos tales como "ni me dejo hrzx ni me dei:endo/ darrne quiero a mender sin decir iladal entigndame quien puede. Yo me entiendo". El kxito logrado con esta peliclala habr5 de alejar el miedo de directores y productores sobre el riesgo que supone abordar la re~li~aci6n dc un lilme de esta envergadura. Sobre tod~ si :memos en cuenta que la industria americana, britinica 11 frarcesa ha afrontado en los iritimos aiics obras de Shakespeare (en estos mornentos Humlet y Romeo y duliew despiefian expectacibn en las pmvdlas), o han relanzadu el inito de Cyrano de Wergcrac, con gan exit0 de p6mico y critica. Ojal8 Ins logxos y reconocirnientos obtenidos por El perro... y trtrnbikn La Celcstina, dc Gerard0 Vera, supongm uun alicientc para volver a ver en nuestras paneailas cinematograficas las irnigcnes que ideamn nuesms autores clhsicos por excelencia. Rodar hasta el final El pert-o...: que tuvo que her interrumpido por falta dc prcsupucsto, ha abedecido, sin nu~gcin gencro de dudas, d tes6n dc Mir6. Ella crey6 en esta pelicula y luckd hastn el l-irniic, para poder ilegar a escribir cn 10s fotogramas la palabra fin. En esa batalla la redizadora fue conscienle de lo dibcultoso que cra afrontar este Irzhajo. Ella misma asegura cn un articulo que "no es facil ni c6modo ponerse a leer las obras de nuestrc Sigh de Bro, no crec que en todas Raya ma pelicmla, per0 contieso que me detuve en algul~as antes de elegi-r precisamcnte El perm del hortelclnn para IIevarla a la pantala. El verso de Lope de Vega no puede ser mb claro, ni m65 bello. iogra tener la apariencia de lo natural, de lo que cualquiera puede dccir pero en la foma que shlo UYI poeta como Lope puede crear.

4 Sin embargo es una de las obras con m63 sonetos y mcs snliloquios, es decir, con mayox extcnsidn de rn6sica interior. Lo que en princigio podria parecer anticinernatogra:~~. pew sin duda a nadie se le alragmta la rclbrica cleel algunos pasajes de Shakespeare y ni siquiem los intcmirtables versos de Cyrano, de Edinond Ronsldd. La 1Gstorha de la Condesa cie Belfior resulta ins6lita... Una comedia palatina. corrosi-rra, maliciosa, inteligenie y divertida"'. Seg6n esto. n-tuchos lexlcs clhsicos ]legm a sser sugerentes para el cine. aunque tal vez h~ya que hacer una Iakor de investigaci6n para caplar In presencia de un buen guidn c9ebajo de unos endecasf abos o alejmhnus. AdemBs cle que el clasiclsl~~o de estos textos no ha de kttevar spare-jado iln alejamiento de la actual realidad. Como Gerardo Vera dima en un lexto sobre La Celestipla, esta ubra claeilta "con ma scnsibi lidad conlcmpr~~anea"~. El intees de la jndusiria cinernatog65ca esyafiola por nuestros ciisicos ha sufrirido diversox altibajos, pero lo cierto es que ha habido varios periodos de acercamiento. AIgo simdar a Io ocurrido con productores cincmatogr5licos de fucra dc Espma que tambikn se hml scntido awaidos por estas obras literarias y las han plasnldo, co11 mayor o menor suerte. Hay un Quijote realizado por Melics y otro supervisado por Griffith. Peru esa es cuesti6n de otro wabajo, ya quc ahora nos centfaremor; en lo concemjente a la industria cinematogifica cspafiola. En este trabajo plasmarcmo:: las adaptaciones afrontadas con eextos del teatro del Siglo cle Oro, y tamhien dc clisicos como Lu Celestinn, hl Lawrillo y las obras de Cervantcs, entre laa que destaca El Quijote. La prirnera de las rcalizaciones se efectud en con Qlcijote de Cervantes, que ha sido al autor ru8s adagrado, por encima de Lape y Calderbn, que le sigtrcn en nuane1.o de obras Irasladas a la grin pantxila. Las aproximaciones a los rextos eljsicos hstn o~cilado a Io largo del siglo. Curiosamente Ins afios 40 y 50, kpoca dc gnncies prociuccione< hist6ricas. Cifesa y sus alcdaiiou, no constituyen cl tiemyo de mayor concentraci6n dc esle tipo de realizaciones. %I vez debido a yue el conjunto de estas obras presentan costuinbres rn8s bien abiertas, hscas y aiegres, ajetlas a la paciita y oscurantista cortc kmquista. Han otros 10s motivus que ha11 Ilevado a arrontx F S ~ realizaciones. S Los rjltimos una esyecie de moda intcmaciond desatada con bas obras clc Shalscspexe, yue anirnaron en su empcfio a Mir6 y a Vera. este bltimo. por cierto, conocedor de! rnundo teatrai por sus lrabajos conlo esceniigrafo. I. Filar Mr6. La bsfera. El %lnr~du , p Ciera-(In Vel-a. La Esfcra. El Munclo , p. 5

5 Man ssido muy diversos 10s ien6menos que han propiciado este tipo de adaptaciones. Uno no muy le-jano, y afortunadamente ya superado, fue la moda dcl destape. Siinbolo tambikn ({el aperturismo del Rigimen y del cambio de cosrumbres que sc daban en nuestro pais, abocado ya a lo que ia historia califica corno 1rmsjci6n. Pr este motivo en 10s pri~ncros aiios de :a dkcada de 10s 70 se afrontaron cerca de una decena de adaptaciones de lcxios C~~S~COS. Todos estos trabajos trataron de aprovecharse de la cargn erbtica de las nxraciones, para ;esaltarla y convertirla en el principal atractivo de las peliculas. Las realizaciones heron afrontadas por productoras privadas y polor TVE, que tarnbikn acoineti6 alguw de estos trabajos, de forma. mbs recamla a In qlae se hacia en lah salas de proyecci6n y velando mas por la caiidad literaria del texto. Entre el conjunto de las adaptaciones destacaron por su kxito de publico las rerttixacjones del kibro de Buen Amor de Juan Ruiz p La lozanu andaluza, de Francisco Delicado. IkI Libro de Buen Amnr se afrontaron dos producciones en y 1.975, dirigidas por Tomas Aznar y Jaime Bayarri. kas peliculas fueron procagonizadas por dos "lath lovers" del mornento, Patxi Andion y Mantuel Otcro y en clhs ehbieron sus encantos las estrellas de 10s 70: Sandra Mozxovsky, BIanca Estrada y Didi Sherman, entre omas. La lozana andalrazu tarnkikn cond con dos adaptacioner;, una con el mismo titulo y &a, La viuda andaluza, versih aclualizada y musical dc dicho tcxlo, seglin rezaban 10s cmeles publlcitarios. &as prolagonislas Bibara Rey y Maria Woaario Oinaggio, llegaron al culmen cle sus cameras con eslos trabajos. La primera, dirigida por Vicente Escriv$log6 utl gran exit0 de eaquilla, pero sin ahondar en!a literatiedad del texto. El histmiador Luis Quesada3 akma que Escriv5 ha conseguido una pelicula que "funciona en su iaenci6n de distraer a1 espectador, hacerle reir y ponerie 10s dientes largos, tic1:tc a las generosas anahmias de Ia prolagonista y oms actrices, dando gato por liebre a un publjco al que en el fondo ie impsrta un biedo todo lo demas". Lo cimo es que el pdblico acudia a ver peliculas "subidiis de tono" y lo mismo daba que fuerm clisicos que nuevos argumentcs, por ello apenas se ve16 en las adaptaciones por el respeto a la lilerariedad de las obras originales. Duranle estos aos sc hace la a&aptaci6n de El Buscdn de Quevedo. Realizada por I,ucimo Berriaiua, e in~erpretaka por Jtim Diego, Francisco Aigora y h a Belkn. La pelicuta trat6 de capex lo scirdido de aqueblos arnhientes reflejados pnr Quevedo, peso no Ileg6 a ahondar en el grm espejo que em el l ih-ro de un tiempo y una ipoca. El inter& por hall= textos clhsicos, que cmtuvieran historias amorosas o er6ticas. cuya pixsencia en la pantalla se disculpaba "par lo cult0 de la obra" (y en esia ocasi6n el gui6n to justificaba todo) dio pie a ma serie de produccionev que seguramentc nunca hubieran sido adaptadas, por lo menus en quel momentcp, de nu ser por su trasfondo pseudopornogi-iifico. 3. Luis Qr~esnda. La rrovel~ e.~paiinlu j E/ cinr. Micioncs JC. Madrid , p. 24.

6 Fin csa scrje se halia Lrd Amuuunu, de Nblansc de Ercilla, dirigjda en por Julio Cstl, y protagonizada por Elsa Martinelli, Julio Pefia, Elisa Montes y Eduardo Fajardo. Tmbikn se adapt6 en El Diahlo Cojuelo, de Velcz Gucvara, dirigidz por Rarnhn Fernlindez, protagonizada por Rafael Alonso, Antonio Ferrandis. E~na Cohen y Maximo Valverde. Este 6leirn0, un protagonists habitual de aquel liernpo, que lfeg6 a encarrar a Jumieo Santa Crux, en la rcalizacibn de For-tlmata y Jacinta. que llev6 a cabo Angelino Fms. El resultado final fue bastante deplorable, y asi Qesada seiiala que cl dkectos de esla 61tima "desaprovecho totalmerite las posibilidades que lc brjndaba en eexto y fabric6 una comedia bufa. verdusca (aun no habia Ilepdo la epoca 6el desiape glenoj, en la yte el diablo es chmplice de Cleofiis hci1itandole dgunus conocimientos carnales o ayudrirldole a vengme de sus desengaiios morosos. atternis de jug= a espiritu burl6n, trastocanda en una posada 10s Iugares de citas cimdestinas. No hay achptaci6n rmencica sin0 recrcacion de un film de poco fuste que aprovccha el momcnto y situaciones de la noveta originai, lo que no hubiera estado ma1 de no ser por 10 muy endebie del resultadod". Pcse a csios acercamicntos no todo he Ian fi-ivulo, sino que hubu cptras adaptaciones de mayor envergadura y cdidad. Asi TTdE realizv un grupo de series como fueron Uirentos y Leyendas o Los Lihms, clonde tuvieron cabida nuestros clasicns. Est~s trabajos contaron con direcciones e interpretaciones dc gran valor. En muchas ocasiones sus pro:agonistas fucron actriccs, que enronces despmtabm y que en la actw&daci cuentm con el reconocimiwto de todo el sue10 patriu, como es el caso de Carmen Maura. Asi se produjo para Lns ti111~)s e1 Lihro de Buenrhmor, en 1.973, dimigida par Jesus Feddez Santos y protagonizada por Lola Cardona. Para Cuentos y Leyendas el episudio del Con& Luc~~laol-, Don Yikan, el Mhgico de Toledo dirigido por Alfonso Urrgria y protagnnizada por Cham L6pez y La inocejlcia r-astigada de Ma~a de Zayas, dirigida tarnbien por Un&a y protagonizada por Yelena Sam~~a. Eiuiqueta Cierballeira. Mayrata Owisiedo y Maria Jesirs Lard. El intcrts por 10s clasicos liev6 a adaplxr textos coma el Pnetncc del Mio Cid, o 10s Milargros de A1~estru Sepinra y el Po'oemu de Ferncin Gnnzlilez, que trlmbikn vimos en las citiidas series, cuando a la televisi6n la llamaban oajita tonta p no se habia cowertido en el ba6l de zafiedades y camua ylre es hoy en dia. Incluso se afront6 en una biogafpa de Quevedo para Pairajes con Wgura, titulada Frunci,rco de Quaredo, djti~da por Antonio Betmcori y protagonizada por el inolvidablc Josk Maia Frada. Tarnbien, corm verernoc; mas adelante, Lope Caldei-6n y glervantcs fueron rescatados de nuevo por esa kpoca.

7 El ccaso de LL~ Celestina es singular, ya quc ha sido un lexto del que se han afrnntado un total de cuatro realizaciunes. Dos de ellas para ei cine y otras dos para 12 lelcvisihn. Lns cuatro tfilbajos han procuradn afronttlr cl tcxlo de bnna seria y xigurosa, aunque 10s scsdtados hm sih diversos, pero todos por ci~ciina de una cahdad media. La grimew de las adaptacioncs luvo lugar en Cesar Ardavin dirigi6 la peliculu, protigonizada por Axelia de la Tone, Julian Mateos y BIisa Rarnirez, quien lleva a cabo en ella el pfirner desi~udo de: cine sonoro en Espafia. La pelicula tuvo un kxilo de critica, pese a que se hdbh vists recortado el texlo en el yue las esceilas eran un tanto delicadac, Go-tnez Mesa nos dice que "todavia pol. aquellas fechas se pon~ian trahas en ese aspecto. Pcro si ae suprimia pxa que no escandaiizasen demasiado, en una obra como La Celestina, a'a mutiiarla. Reducidas aparecian cn Ia pelicula escenas de ias denominadas escab~osas cn los j~~stantes pasionales de Melibea y Calixlo, en unos turnbados, vesddos, con las ~nanos entrelazadas en promesa de un amor eterne, - postura quc recuerth a 10s arnates de Teruel- y was desnudo~"~. 91asta llegar a en que se lfeva a cabo la adap~acih de Germlo Vera se acometen otros dos trabajos. En Jes6s FernAndez Santos di~ige un czpih~lo dc Lux Libras, protagonizacio en 10s prkcjpales papeles por Man'a Luisa Ponte y Carmen Maura. En Juarl Gue~ero Znmora afonta otra ahptaci6r1, donde su esposa Nuxi a Tomay cs la ~rolagonista, junto a MigueIAyones, Tony Soler, Gemma Cuervo y Candika Losada. Este trxbajo resuld un tanlo recargado y lenebroso, ya qne se incidi6, a rnj parecer ell exceso, en la brujeria y oscumntismo qltc rodea a Celestina. Durante esos a.i-105 destacaremos, cotno curiosidad, la producci6n italiana de sobrc el text0 de Rojas, en cuyo reparlo figuraba la sin par RafaeIla Can$. Lleggainos a Vera afronta una nucva adaptacihn, que nus ha presentado una Cclestina merlos oscura de lo que esthbamos acostumbrados, con mayor cnnciencia de su papel cn la sociedad y con mhs seguridad y talante, bordado pnr la gexialmente lilaldita Terele Pgvez. Penfopc Cruz y Juan Diego Botto ha11 afrontado a la pareja protagonists, presentando unos adolescentes heridos por et amor, que Ics llevar8 a la lumba. La pelicula ha s~puesto una traducci6n Gel texto teatral a1 c6digo cincxrlaiogriiico, pro respetando en todo motnenlo el espiritu originai de la obra. La primera dc las Ccleslhas dijlinos que fue dirjgida de Cesar Ardavin, quiet1 se scnlia awddu por 10s clisicos. Anteriomente, en 1958, dirigi6 EI Euzarillo Je Ejrnzes. protagonizada por Mace Poletti. CarIos Casxavilla, Juanjo Menendex y Margariea I,ozaninc. Ademis dc esa reali~acion sobre la vida de L;izxu se cuenta con otra efectuada en por Flosian Wey, protagonizada por Alfrcdo FQurtado, Manuel Montenepo, Carnlen Viance y Josi Nieto. El director, que se encarg6 de Ia adaptacihn, waslad6!a acci6n a principios de siglo lo que caud "no poca ex-b-afieza. sin ohstaculinar que la pclicula ubtuviese una excelente aco-

8 gida cuando se estren6 a mediados de hciembrc de 1.923, exit0 debido pule a1 tono Kuanoristico, y sentimental a la vez, dei relatd"'. Los dos trabajos sobre las mdmzas del picaro han respetado Ia estructura y orden de la obra narrativa, ya que ista faciliea cl dcsa~ol1o del xgumento pur cornpleto y plasma la evoluci6n del joven. La atracci6n y el inter6 que clespierta la figura del picaro es alg~ indiscu$'ole en nuestra fiistorka i~acional. Todos 10s espafinles fenemus un algo de picaros. o por lo menos recoilocemos esta singularidad en oeros. Pos ello a lo largo de nuesua liieratura hm ido surgiendo mevos pfcaros, que se han adecuado a los tiempos que les tocaba correr. Esta figura tambikn se dio en las mujeres. aunquc los tcxtos sobre elks no han sidca tan conocidos, o tan popuiares corno el Guzmrin, el Br~sucin a Ldzaru de Ejrmes. La serie Lax Picaras Wa16 de rcceperar a esas rnujeres. Entse y TVE realiz6 irna scrie en ia que se afrontaron 10s siguientes titulos: La Gardlafin de leevilla, de Alonso del Castillu Solorzano, La lozana andoluza, de Francisco Delicado, La pi'c'cora,justina, de Francis- CQ Lopez de Obeda, La Itija de la Cel~sfim, de Jerl,nimo SaIas Barbadillo y La v i h valenciana de Lope de Vega, enwe otras. Entre sus prohgonistas sc ballaban algunas de nuestras bellezas nacionales y oficiales, Ainparn Mufioz, Aya Obreghn, Cristina Marsillach o Norma DLIV~. En corijunto el resultado final de la serie fue bastante loable, ya que junto a una muy digna ildaptaci~n de 10s textos, se cont6 con una correcta interp~etaci6n y con ltna serie de h-ectores de pre~tigio corno Francisco Rcgueiro, que realiz6 el episodio de La viuda vulenriana. Pcse a toda esta serie de adaptxiones, no hay duda en que el mayor inter& por un alatur y, mis en concrelo, par una obi-a ha recaido ell Ed Quijotc de Miguel de Cervantes. Sobre este texto se han rcalizado m8s de una docena de pelicubs, adaptxiones televisivas y rccrcaciones de dgunos de sus persoi~ajes. El atractivo de El Q14tjnte para la industria cinernatogr5fica es evidente si tenemos en cuenu que la primera pelicula que se realiz6 en Espafia sobre uno de 10s textos que nos at&n fue en En ese afio, Nxciso Cuyis, precursor del cine catalin, rod6 la pelicula Don Quijote, con cl apoyo de la productora Iris Film. De esta obra no 5e conscrvan datos. aunque si que se sabe que era bastante larga, ya que segbn htonio Cabero en Idis601-iu de la Cinrrnotngr~ffa E.~paciioia, el rolio del fihe tenia 250 metros de longimd.

9 Ez Ramfin Badio dirige un cnrtornetraje La Rut(1 de Don Qurjole, y e fue una recreaci6n dcl rexto cervrvanljno. Pero no sera hasta f.948 y bajo la direccidn de Rafael Gil cuar~dc~ Ihegue a las pantallas espaiolas ma de las verrinnes m6s populaes y conocidas del Qi~ijmlu. Uwa pelicula qtre ha quedado en lo retina dc todos h a espaiioles y que estuvo protagonizada pm el inigualable Rafael Rivelles y Juan Crtlvo como su escudero, arropados por una jovcn Sarita Mo~tiel y un hachiller encamado por Fernando Rey, quien, paradojas del destine, a1 pasu del eicmpo cncarrm's a1 rnitico caballero. La production de la pelicula. que fr~e bastante costoxa para Ios afios 40, corrio cargo de CiCcsa, yue encxg6 la mdsica al inaestra E~~icsto HaIEter y la interpret6 la Orquestn Shlfbnica de Madrid. Pese ;if kxito de la obra hubo criticos disonmtes con ia realizaci6n. Asi Crindido afirmaba en el diaiio Yd, con Ie'echa 3 de marzo de "'pero aunque la pelicula posec lodas estas buenas cuhdades ya me~lcionadas y a6n conta~ldv con ia dificullad de realizar con este terna ma obra complela cm lodas sus lacelas, sinceramente creemos quc se pudo Elegar a unos resultados superiores. Durante toda su hrga proyecd6n El Quijote de Rafael Gil nu llena d espectadw: hay una sensaci6n dc vacio y f~ialdad hacia 10 que es26 ocui~iendo en 1a pmalla. En muy pocos momeneos la ciriea ofrcce crnoci6n y cator necesarios, ni cia una clam visi6n de la inlencih cervai~tina con su sinnb6lica regresentacibn de tipas humanos, reales y posi~i\~istas unos, idealistas hasix la m6s sublime locura olros". El diario ABC tmbign coincide con cstot; planteanientos y su crieico scfiala quc "con todos 10s respetos, pues la obra de Rafael Gil es sin duda 1nuy ilnpo~tanle, la mhs irnportante en la producci6n nacionai, a er;te Quijcte le fallan inuckas cosas que son las mejores del libro, y le sobran otras que nada representau en la grandeza ki libro; y hublese sido rnhs cuerdr, cntnpaginar lo indispensable con lo significntivo, desechando aventuras y episodios jnocuos y e~altmdo aquellus que pman acel-car la pelicula a la obra de Cervantes". Pese a este tip0 de criticas, escrji-ores como Wenceslao Fcrnsndez Flores y Gerard0 Diego en ABC o Jardie1 Foncela en Dido de Madrid, lanzan clsgios elevados a la caliclid p buen estilo de esta pelicula7. Tras esla reahzacidrr? llegarnos a en yue sc producc un corlotnetrajc inpar11il A~enturas de D, Qrrijnte, dixigido por Edual-do Garcia Mz~nto. Esta obra, que se anunciaba como primera parte, no tuvo co~h1uaci6n pese a esl;u+ promovida por la Flu~clacion Espafiola de Cine hfantll y obtenel. un premio en el Festival htemacimal de Cortomewqjes de Biibao. En se afronta la realizaci6m de dos pelic~~las, Don Quijnte y Ldudcinucr &I Tohoso, ima coproducci6n hispai~cs-i~~co-gcmma, dhigida por el italjuio Crtrlo Rim. La y uicbra dc la produciora impidiri que se pudiese exhibir en sahs cinernatsgrificas en un primer rnonnento, aunque si que se vendi6 a vasias cadenas de lelevisi6n y posterionnenlc sc llcb(6 a las pantallas. tas dos peliculas se correspondian respectivmente con las dos panes en que dividi6 sla ob1.a Cervanles. En Mario Moreno Cantinarts encarnard a un particular Sancho P,mza, scrvidnr dcl ~alsallero~ izterpretado pw Fernando Fern;in Gbmez, en la cuproduccion hispano-mexicana Ron Qiitjote cobalga de nurvo, bajo la direcci6n dc Roberto Gabuld6n y guicin de Carlos Blanco. 7. En loc matins reseeadns 10s diaf 13. I h y 23 de rnarzo

10 La pelicula levant6 cierta pommica dada la vision IUI vtanto extrafia que se daba del cl5sic0, y sobre todo por que~r metmorfosear a Smcho Pmza en el "pelm" de Cantinflas. Lo cierto es qne el trabajo era una adaptation muy libre dc la obra original. El guionjsta, Carlos Blanco, dice a1 respect0 "no he qlnerido adaptar la rloveia de Cervantes. Escribl pensando y silltielldo la novela, quizh pend con el sentimiento y senti con el pensamiento, como dice Unamuno que ocume8 " Una visi6n curiosa del Quijote fue la produccihn hispmo-italo-slerwma Dldcin~a, hrigida en por Vicente Escrivi. En esa peiicuia se nos presenta a una real Aldonza Lorenzo, que trabaja en una cantina y que recibe unas cartas de amor de un desconocido, un viejo caballero, a quien decide ir a buscar, encontsh~doio en el lecho de muel-te. La fipra de don Quijote volvcsfi a scr retomada en 10s affos XU y 90. per0 por la tclevisi6n. Desde 10s 610s 40 a la actualidsd se afmntan miles de adaptaciones cinema~ogrificas extranjeras, entre!as qlte se hdlm Ia soviktica de Kozintev o la que dirigi6 Orson Welles, recientemente recuperada. La television afronc6 por vel primera!a I'igura del hidalgo inanchego cn 1.985, una coproducciden entre la KAI y TVE, dirigida por Maurizio Scapano. Aiios desguks, a principios de esta dkcada, Manucl Gutikncz Arag6n drigira una seric dc varios capltulos donde Fernando Rey y Alfredo Landa bordai~ 10s pdpeles protagonistas. Esta produccicin televisiva supuscp de alguna forma el mejor tcgadn yue dcj6 Fernando Rey dd conjunto de su magistral trabajo. Pero no s6lo el Quijote despert6 inter& eiltre 10s productores y directores, sum que otros iextos cewantinos tmbitn han sido Ilevados y trasladados hasta la gran yantalla. La primera de las traslacioncs de otra novela cenlaniina fue en Cuyas, tras su Quijore, apuesta pox adapt& El rurioso impertinerit~, incluida corn0 novcla independiente en 10s capltulos 33 y 34 de la primera parte del Quijote. Esta obra volvi6 a ser llevada a la gran pantalla en 1.948, bajo la direccibn de FIavio Calavaxrt y con ia paticipacihn de Aurora Bautissa. Jose Maria Seoane y Roberro Rey. Esta producci6n no se estren6 hasta 5 afios despuks en un local de segunrla categoria. Las c~ticas fueron hstante explicitas. Carlos Fernandcz Cuenca escrihia en YA "nada perderia el cir.c cspafiol si El uuriuso imperfinentp, cinta ~cdi~ada hacc un luxtro, hubiese quedado jnkdjta para siempre; clam que lo mejor hubiera sido no realizarla". En Jod Maria ForquL afrontari otra realizacirin de este texto bajo el titulo Un diublo bajo Ia uimohadu, inbei-pretada yor Ingrid Thulin. Maurice Ronet y Gabride Ferzetti. El argumento original se waslada hasta ios aiios 50, seefin Qucsada "ta pelicula es una t~msposicibn a la Cpoca actual del tema y 10s personajes del Curio.ro.... Se mutienen 10s ntsmbres, solo que Anselmo, en vez de joven noble y adinerado, es En cienlifico y Lotario un "play boy9'. El enredo de celos, imprudencia y adulteriio imaginado por Cemmtes se convierk en iua vtsdevil rnoderno con aj4.e de comeha bufa a la espnhola, de escasa caiidad artistica a pesar dc la brillantez de Ia imagen y del buen oficio de Forquk. La pelicula arranca con ciem garbn, cae clespnks en el tedio, para findalizar en una especie de chiste visualizado. La mayor parte de los

11 exteriores estrin rohdos en la Costa Brava catdana, lo que unidr, al trio esklar y d desenfado de la realizacirin hicieron del film un prodkcto Be exporlacion pxa circuitos extranjeros de cdtegoria BUY. La novela ejemplar La Gibnnilka ha sido!ievada en clos ocasiones. La primera en 1.914, coil gui6n de RaIael Marquii~a y direction de Adrian GGu y Emique hnknez. En Fcrnando hlgado, bajo la producci6n Ge CCesa, afrotlt6 la djrccci6n de una adap:acion de este texto, protagonizada pw Esweliita Castro y Juan de Ord~fia. La pclicula rue todo un Cxitr, de tquilla, sobre todn si tenemos en cuenta clue la, cantante tenia una Icgi6c de seguidores. La obra cervantina SF adapt6 en este caso a las necesidades y se cuwirlio en una cornedia de totladillera, gknero muy propio de los Gus 40 y 50. Para Quesada el 'kitmo cinernat~gr~co es escesivamellle lenlo, y la constmcci6n de situaciozles y escmds, tienen una falta de rigor y naturalidad... La pelicula ticnc ~;u punlo tlaco precisamente en el hecho de estar subordinado el eexto a1 lucirniento de Estrella Caslro, muy en ssu papel de diva tiel baile y el canlc andalnz ad~lteradcss"~~. Otsa de las novelas adaptadas ha sido La ilusere,fiegona. Fue en 1.92'7 bajo ta direccihn de Arrnando Pou y la kterpretaci6n de Mary Muniain y Angel Zomefio. TVE tambikn adapt6 ntras noveias, sobre iodo en 10s aiios 70 don~e se redllizaroi~ series con 10s textos clbicos, como apuntamos anteriormente. En I.9?0 Miguel Picazo dirigi6 Rinconet~ y Cortadilko, con Eduardo Calvo en el papel de Mnnjpodio. En Jesds Fernhdez Santns afronta para Los Libros, El Licenriudo Vidriera, protagonizado por Eniilio Gutiirrez Caba y Lola Cardona. Si la obra de Cervantcs despert6 tailto interis tambikn 10 ha hccho la vida del escritor, cte quien se han realizado dos peliculas basadas en qu biografia. En se realiza Cervuases, basada en la novela del mismo nombre tie Bruno Frank. La pelicuta dirigida porvicent Sherman y protagonizada yor Horst Buckholz, Gina kollobrigicia, Jod Ferrer, Louis Jowdan, Francisco Rabal y Feinando Rcy, h e una coproducci6n hisyarao-iialo-gala. WE Lleva a cabo en una serie sobre la vida del escritor. hs capitu!os ftleron dirigidos por AIfonso Ung1i.a e interpretados en cl principal papel por Suliw Mateos, quien estaba mopado poi. Yelena Samarina, Josd Maria Mufioz, Josi Calvo y Julieta Semano. Esta serie, realizada con una gran calidad, tuvo un accptable Cxito de pdblico, en ur, momento que TVE afrontaba la redizaci6~ dde adaptacinnes como Fortunata?I.kacir~tu, L0.c Puzo.c dc Ulloa o Los gozos p 10s snmb~+us. A la par que se afrontzron todos estos trahajos, tantcp fa induslria cinematogr5fica como la lelevisirin ~10 se olvidaron de nuestros dos 915s gra~des comedi6grafos, Lope de Vega y Calder6n. 9. Luis Qucsada, Op. Cit p. 37, 10. Luis Quesda, Op. Cir. p. 38.

12 De ambos se han realizado diversas ahptaciones, algunas de fas cuales han llegado a ser kxitos en la gran pantalla como El pert4u..., que ya es tan de Mix6 como del Fknix de 10s Tngenios. El acercamiento a la obra de Calder6n fuc bashntt: lemprano en nuestl'o cine, ya que en A&riBn Gual rcaliza la pelicula El alualdc de Zulamea, prtsducida por Barcinografo e inteqrecada por Enrique lirnknez. Joaquin Carrasco y Marina Mesees. Lo atractivo dcl ugumento hace que en JosC Man'a Maesso dirija ova adaptaci6n interp~etada por Manuel Luna, Isabel de Pomes, Alf~edo Mayo, Jose MWCO y Funando Rey, que era1 las primeras fipras cinernatogrificar; que habia en EspaEa en aquel entonces. El resultado find fue bastank encomiable, ya que el director adop16 un eslilo scncillo, con lo cual dej6 todu el peso en el texto ffirnjco, que sigue la linea eutructural y xgumental de ia obra calderoniana. En esle twbajo hay que contar adernis con la colabosaci6n de Manuel F~mayo, en 10 yue a adaptaci6n SF reficr-e. WE ufrontar8 una coproducci6n con la RAB en que bajo el titulo H,ra /?en& del ralanlde de Zalamea, incorpora aspcctos de El mejmr alraidr el re, de Lope. Esle trabajo estuvts dirigldo pw Mario Camds, un buen co~occdor de las adapraciones litera~ins a la gran pilll?alla, e interpretado por Paco Rabd, Mario Pardo. Teresa Rabal. Fernando Fernin G6mez y Charo k6pez. La vidu es sltepio lambikn fue llevada a1 cine en bajo e1 titulo de El princbe encademh. Pelicuta dirigida por Luis Lucia, e intergretada por Savier Escriva, Maria Mahthor, Antonio Vilar y Luis Prendes. Luis Wmez Mesa1' ascgura que "Lucia cambia el aieulo original por El principe enraderwdu -de folletiil mas o menos histhrico-. Es corn0 una disculpa anticipada de que 10s sesultados no estaban a la rnisrna grag altura que el empefio. Exh-aer paa dar forma filmica a una obra de trascendencia, por el contenido y poi- Io que se dice en bcllisimos versos, es una empresa dificilisima, pero no imposible. Todavia no se ha logrado que el cine exprese en su lenguaje propio una gcnjal crcacicin escknica. Lo que mhs se ha conseguido es el trasglante intcgw de una represemaci6n teatrai exbawdinaria". (Afortunadamenie PiIar Mh-6 ha mostrado clue ya se puede hacer esa trastrtci6n a la gm pantalla, sill perder su espiiieu original y enriquecikndose incluso). Lu duma duende se ttev6 a la gran pmblla en cn unz pelicub dirigda por Jod Codian e interpretada pox Silvia MariBlegui, Jiwk Balaguer y Julian de la Cantera. Como oc~ure con Cervantes tambien sse han redizado adagtaciones de Calderon en otros paises, hecho similar a lo acontecido con Lope dc Vcga de quiell en Esgafia se lleva gor vez primera a la grm pmtalla una de sus obr* cn Nos referimos a Fuenteovejunra. una gan pruduccion de Cea-hlhambra Films, y con mn gui6n reahado por Pemihl. El reparto iba encakzado pop. Amparito Rivclles, la &ran estrefla de aquellos momentos, a quienes acornpaijlaban Lina Yegros, Manue! Luna, Asunci6n Sancho, Julio PcAa, Rafael Cdvo, Toni keblanc y Conrdo Sanmartin. ", " I. Gbrnez Mesa, Op. Cir. p. 63.

13 La censura hizo desaparccer ciertos aspectos del text0 original. Sobre todo aquelos en 10s quc cargabm las tintas un poco. As6 la Rivelles no pudo recrirninar, en su papd de burencia, la cobardia de 10s hombres del pucblo y Ilamarlcs maricones, sino "poc~hombres"'~. 'El resuitado fue muy aceptable, ya que captd por completo el espiritu principal quc habia dibujado Lope. 66mez de Mesa sefkala que "Amparim HPiveIIes y Manuel Luna, como el maestre de Cdatrava realizan 16cidas actuaciones. Queda exactamente realzado el eema esencial, protagonizaci6n cdectiva de todo el pueblo unido, desk el alcalde al miis hunnilde vecislo. Apreciable intento de aproximaci6n por medio del cine de nuestros cl5sico a 10s pcblicos actuales"". Fuenteovejunu volvi6 a ser llevada a la peclueika pantalla eia Guerreru Zamora realiz6 uila adaptacibn protagonizada por Nuria Tonay, Eusebio Poncela, Eduardo Fajardo y Manuel Dicenta. Fue und cwiosa aproxirnacih donde habia ciefto regodeo en las escenas de castigo a1 pueblo. Otras ohras de Lope llevadas a la gran pantalla han sido La mnza d~ urinraro ell Una pelicula dirigida por Morian Rey e interpretada por Faquira Rico, Peter Damon, Rafael AKDS e Ilsrnael Merlo. A1 tcxto cl&sico se Ie afiadieron escenas de canto para el Iucimiento de la tonadillera, ma1 iguat que se hizo con el que interpret6 Estrcllita. Para Gbrnez Mesa "medima pelicuta, realizada para el p6blico necio, caliiicado asi por el mismo I,ope de Vega"" Rafael Gi1 afro~~6 en la direccidn de El mejor alcalde, el r q intcrprciada poa Analfa Gad& Simoneta Stcfanelli, Fernando Sancho y Andrks Mejuto. La pelicula result6 un excelente trabd,jo. que sin embargo no cond con un gran &xito de pfiblico. En se llev6 a cab0 un curioso trabajo, La Musa y el Fgnix, un mediomcmje dirigido por Constmiin David e interpretado por Manuel Azaylyones, Eduardo Gmia del Pohllo y Fdusho Cornejo. Bsta obra trat6 de pbasmar en irnhgenes la azazosa vida del Fknix de 10s Ingenios. En conjunto todas las adaptaciones sefialadas han obtenido un mayor o menor reconocimiento. Sin lugar a dudas el wbajqjo de Pilar Mir6 ha siclo el clisico llevado a la pantalla que ha consepido la mis wmde rtceptacion,netre publico, critica y La pmpia industria cinedogafica. Mir6 no es ajena a Ias adaptaciunes lilerarias, su uitirno imbajo ha sido una noveha de keguina, Tfi nomhre Pnvenencl mis sueiio, ni a 10s ctrlsicos, a;jn queda.11 en mi retina escenas de su Werther. Para adaptar el texto de Lope cone6 con el trabajo de Rafael Perez Sierra, consiguiendo ambos traducir la frescura y brillo que salpican 10s versos de Lope. Una traduccihn que se iba a presenvdr cn un nlsevo cbdigo, la sintaxis Mmica, par lo ye no solo el merit0 esesiba en trasladar el conienido literario a1 cinematogr5fic0, sino lograr que este 6ltimo no pierda su ritmo y sus m8s peculiares atractivos. En suma El perro del hortelano ha supuesto un ejemplo dc quc adaptar un buen texto, a wavq de ma equil ibr-ada realizacih, conduce, ineludiblemen te, a excelentes resultados y es muestra, ademas, de lo que es el buen cine espaiiol, del que Mir6 cs un brillante ejernplo. 12. A~lkdota expiicada por 1i1 xtriz al auttlr. 13. Grirnea Mesa, Up, Cir. 14. Gnmez Mesa, Op. Cit, p. 272.

14 Junto a1 buen hacer de la malimdora es i~duddble que ta moda despertada por la industria rnundial con adaptaciones de Skakespcare, como sefialamos al principio, ha elirninado el miedo qile habia a la hora cle ir a ver una pelicula basada en un clisico. Lo que es de espe-rar es que esta mnda no solo anime a los espectadores a ir a has saias de exhibicibn, sino a los reahzadores y prod~ctorcs a recupem para la gran pantalla textos clasicos, de gdn vdia humana y lieeraria, que aguardan cual arpa hecquerjana, per0 en esta ocasi61-1, a que uun voz diga: "motor, se rueda".